¿Qué funda para la calculadora es la mejor?

Cuando te compras una calculadora científica, lo primero que quieres es que dure mucho tiempo. Por eso, es bastante útil disponer de una funda de protección para tu calculadora. De esta manera, se puede proteger el dispositivo de algún accidente y, por lo tanto, prolongar la vida de uso de tu calculadora electrónica. Cabe destacar, que el bajo coste de una funda comparado con la utilidad que le darás es increíblemente beneficioso.

¿Por qué comprar una funda para la calculadora?

Antes de comprar una funda para tu dispositivo de cálculo debes conocer las principales ventajas que ofrecen, por eso, en la siguiente lista puedes encontrarlas explicadas:

  • Alargar la vida útil de la calculadora: gracias a la protección contra caídas que ofrecen los estuches o fundas puedes evitar que se rompa la calculadora y, por lo tanto, puedes ahorrar el dinero que te costaría comprar otra.
  • Precio muy asequible: en general todos los modelos de fundas para calculadoras rondan los diez euros y los más completos no son mucho más caros.
  • Comodidad a la hora de llevar el dispositivo: gracias al diseño compacto que ofrecen se puede llevar la calculadora junto con tus libros dentro de la misma mochila sin el riesgo de que se rompa.
  • Compartimento de almacenamiento: puedes guardar lo que quieras en los bolsillos interiores de las fundas, ya sea: el manual de instrucciones, el cargador…
  • Capacidad de personalización: a la hora de escoger la funda puedes elegir el color y el diseño de la apariencia en general, esto aporta un toque de personalización.

Tipos de fundas para calculadoras

Para saber cuál es el modelo de estuche que necesitas, puedes mirarte los siguientes elementos característicos de las fundas. De esta manera, conocerás mejor el tipo de material que quieres y otros factores que determinan la estructura y calidad del producto.

Tamaño de la funda

Un factor importante es el tamaño de la funda, ya que, debe ser compatible con el de tu calculadora. Personalmente, recomendamos mirar que el estuche de protección sea válido para tu modelo antes de comprarlo. Esto se puede mirar comparando las medidas del estuche y el dispositivo. Aunque, en el caso de las calculadoras Casio suelen encajar con casi todas las fundas, ya que, tienen unas medidas bastante universales.

Marca de la funda

Actualmente, hay muchos fabricantes de fundas para calculadoras y la gran mayoría son de alta calidad. Por eso, el fabricante no es un factor muy importante a no ser que el usuario esté interesado en una marca en particular. Aunque, en el apartado de «Las mejores fundas para las calculadoras científicas» comentaremos estuches de varias marcas, para ofrecer variedad de elección.

Fundas de cuero

Los estuches de cuero son los más vendidos, principalmente por la durabilidad y resistencia que ofrecen. Aunque, también son una opción atractiva para mucha gente por la elegancia que transmiten. Además, puedes encontrar algunos modelos de este material o alguno similar como el cuero sintético con correas para que puedas llevar cómodamente la funda.

Fundas de tela

Esta es una opción bastante similar a la anterior, aunque, de entre las fundas de este tipo recomendamos principalmente, las que tienen una estructura rígida. Ya que, en caso contrario se pierde bastante la resistencia contra golpes y, por lo tanto, la protección. Aun así, son una opción estupenda porque pueden proteger el dispositivo de suciedad y líquidos.

Fundas de Nylon

El Nylon o Nailon tiene mucha resistencia al desgaste y además, tiene propiedades de absorción a la humedad, por eso, esta sustancia es muy buena para fabricar fundas. De hecho, bastantes fabricantes se están decantando por esta opción, por la calidad del producto final que se consigue.

Fundas de plástico

Los estuches de plástico son una opción que siempre ha existido como alternativa a los estuches de cuero y tela. Estos ofrecen una buena protección contra golpes, ya que, tienen una carcasa rígida exterior muy fuerte, mientras que el contenido del interior se protege por medio de cojines. Entonces, la protección que se consigue gracias a la amortiguación podríamos decir que es su punto fuerte.

Las mejores fundas para las calculadoras científicas

A continuación, hemos adjuntado una tabla con las mejores fundas para las calculadoras y sus características para que puedas elegir la que mejor se adapte a ti.

Funda protectora WYNGS
Funda protectora WYNGS
Funda para calculadoras de Khanka
Funda de Khanka
Estuche protector de Aenllosi
Estuche protector de Aenllosi
MarcaWYNGSKhankaAenllosi
MaterialPiel sintéticaEVAEVA
Dimensiones18,3 x 9,8 x 2,8 cm20,4 x 8,2 x 4,8 cm19,5 x 10,5 x 4,7 cm
Peso90 gramos80 gramos80 gramos
Compatible conTiene modelos compatibles con casi todas las calculadoras del mercadoCalculadoras Casio y calculadoras científicas de tamaño estándarCalculadoras Casio y calculadoras científicas de tamaño estándar

Fundas para las calculadoras Casio

En la tabla anterior podemos encontrar algunas fundas que son compatibles con las calculadoras científicas Casio, aunque, también existe un estuche que es compatible (el CASIO FX-Case) con los modelos de este fabricante. De hecho, está diseñado exclusivamente para estas calculadoras y su principal diferencia respecto a las fundas que hemos comentado antes es el material, ya que, esta está hecha de carbono. Es gracias a esto que esta funda es tan resistente contra golpes y polvo.

Alternativas a las fundas de las calculadoras

Si crees que no necesitas una funda de protección para tu calculadora científica, te recomendamos que compres una calculadora equipada con una tapa de protección deslizante. Ya que, no es lo mismo, pero siempre puede parar algún golpe. Además, recomendamos que se guarde el dispositivo en una bolsa durante el tiempo que esté en la mochila o desplazándose de un lado a otro. Si se siguen estos consejos de seguridad, seguramente se podrá proteger la calculadora de líquidos, polvo y algún golpe no muy fuerte.

Escojas la opción que escojas, el objetivo es conseguir que tu calculadora dure el máximo de tiempo, por lo tanto, debes cuidarla y hacerle unas mínimas tareas de mantenimiento. Por ejemplo, las siguientes: limpiar la pantalla y el teclado y comprobar la batería de vez en cuando. El conjunto de estas tareas permitirá que tu dispositivo de cálculo dure mucho más tiempo funcionando a pleno rendimiento.

Micalculadoracientifica.com