Álgebra de Baldor, un clásico incuestionable en las escuelas de habla hispana

El libro Álgebra de Baldor (Ver en Amazon) es considerado como uno de los libros más consultados en los colegios de habla hispana, incluso superando en algunos casos la obra de Don Quijote de la Mancha. Este hecho le ha permitido convertirse en parte de la vida de millones de estudiantes en sus primeros pasos en el álgebra.

En el presente, su portada clásica es bien reconocida, al igual que su legado. Pero, es necesario ahondar más en qué lo hace tan especial. Es de esto sobre lo que hablaremos en esta reseña, en la cual encontrarás toda la información del libro respecto a su contenido, autor, ficha técnica, aplicación para la enseñanza y una opinión personal.

Introducción

El libro de Álgebra de Baldor es una obra de propósitos educativos publicada por primera vez el 19 de junio de 1941. Su autor, el matemático y profesor Aurelio Baldor, recopiló en este, 130 temas enfocados en una rama fundamental de las matemáticas, como lo es el álgebra. Los cuales se tratan de una manera muy práctica, a través de ejercicios y problemas didácticos.

Entre sumas, restas y hasta logaritmos compuestos, van pasando sus páginas. Además, de tener 305 ejercicios. En su totalidad contiene 5790 problemas por resolver (19 por cada ejercicio en promedio) y más de 100 explicaciones. Este es el elemento que hace destacar tanto a esta obra, respecto a otros libros que tratan el mismo ámbito matemático.

Además, define cada concepto matemático importante, puesto que va desde lo más básico hasta los temas más avanzados, esta es una de las claves de su gran éxito. Aunque también este recae en la forma en la que los temas son expuestos y la construcción secuencial que demuestra. Sin lugar a dudas, es una maravilla de libro didáctico.

Descripción técnica

  • Autor: Aurelio Baldor
  • Fecha de publicación: 1941, 1983, 1997, 2005, 2007 y 2017
  • Número de páginas: 576 páginas
  • Número de capítulos: 39 capítulos

Escrito durante la revolución cubana, el Álgebra de Baldor tuvo un trayecto interesante con respecto a sus publicaciones. La primera de ellas se dio por la Editorial Cultural en La Habana, Cuba. Sin embargo, para el 1948, el autor vendió sus derechos editoriales a la editorial mexicana Publicaciones Cultural, el dinero fue invertido más tarde en un instituto educativo.

Una vez Baldor llegó a México exiliado, el libro fue nuevamente editado por la Editorial Cultural Mexicana. Y no sería la única, más ediciones fueron lanzadas en Colombia, Venezuela y España. Aún en la actualidad, el libro sigue siendo comercializado por parte del Grupo Editorial Patria.

Contenido del libro

En su totalidad, el libro de Álgebra de Baldor se encuentra dividido en 39 capítulos y un apéndice. Todos los capítulos están centrados en explicaciones básicas matemáticas. Algo que facilita la compresión del álgebra enseñada dentro de sus páginas, es que su nivel de dificultad es gradual.

Es decir, se comienza desde los temas más simples, hasta los más complejos. De modo que se sugiere seguir con la secuencia indicada en su contenido. Este es uno de los secretos de la atemporalidad que ha tenido el libro, asimismo, es una de las razones por las que es tan demandado en las escuelas.

Siguiendo el orden de presentación, los primeros capítulos tratan las siguientes temáticas: Sumas, Restas, Signos de agrupación, Multiplicaciones, Divisiones, Monomios, Polinomios, Máximo común divisor, Mínimo común múltiplo, Descomposición factorial, Fracciones, Ecuaciones de primer grado y Sistemas de ecuaciones.

Otros capítulos que se incluyen en el libro a continuación son algunos como: Operaciones con fracciones algebraicas, Representación gráfica de funciones y Números complejos. Mientras que los capítulos finales corresponden a los de: Ecuaciones binomiales y trinomiales, Transformaciones de radicales dobles e Interés compuesto.

Con respecto a su apéndice, en este se encuentran tablas para el cálculo del interés compuesto, por igual, para el interés compuesto decreciente. Un cuadro de formas básicas para la descomposición factorial, más una tabla de potencias y raíces, complementan el contenido. Sus últimas páginas están dedicadas a responder los ejercicios.

Ilustraciones

A pesar de que el contenido del Álgebra de Baldor lo ha llevado a convertirse en uno de los clásicos de la educación media y superior, su portada también ayudó en este logro. En la memoria de millones de mexicanos y otros hispanohablantes, está muy presente la ilustración de su portada. De hecho, es muy posible que la hayas reconocido, nada más verla.

En ella se muestra al matemático, astrónomo y geógrafo persa-musulmán del siglo VIII, Al-Juarismi. Él se sobrepone sobre su natal Bagdad. La misma fue una creación del ilustrador cubano D.G. Terminel, que se encargó de todas las ilustraciones del libro. Precisamente, son estos dibujos dentro de sus páginas, los que permiten apreciar el esfuerzo en la edición de la obra.

Dentro del libro se podrá encontrar que cada capítulo comienza con un encabezado ilustrado. Todos ellos hacen referencias a figuras importantes para las matemáticas a través de la historia. Por ejemplo, en sus preliminares encontrarás un dibujo alusivo a las civilizaciones precolombinas, algo que conecta al origen del concepto del número.

En el primer capítulo verás en su encabezado una ilustración que hace tributo a las matemáticas en el antiguo Egipto. En el tercer capítulo está una ilustración de Tales de Mileto. Siguen más ilustraciones centradas en Pitágoras, Platón, Euclides, entre otros representantes. Y se continúa con ilustraciones del álgebra de la India y las universidades hispano-árabes.

Así como siguen más referencias a matemáticos destacados hasta el siglo XX. Por ejemplo, Leonardo de Pisa, René Descartes, Brook Taylor, Max Planck y como último Juan Andrés. Es evidente, que esta obra hace referencia a muchos matemáticos importantes y a sus descubrimientos, los cuales son explicados y demostrados a lo largo del libro.

Sobre su autor

Un malentendido muy curioso con este libro, es creer que el hombre en la portada es el propio Baldor. Pero, como se ha explicado antes, es el matemático Al-Juarismi. Él es considerado como uno los grandes matemáticos de la historia y debido a que el libro cuenta la historia de las matemáticas por medio de sus ilustraciones, tenerlo de portada fue una selección adrede.

Al final, Álgebra de Baldor comparte el destino de la mayoría de los libros educativos, no mostrar el rostro de su autor. Aun así, su obra y vida fueron destacables. Aurelio Ángel Baldor de la Vega nació en el año 1906 y no solo fue matemático o profesor, sino que fue un famoso abogado y escritor, como es evidente.

En 1959, con la Revolución Cubana se convirtió en un perseguido político, por lo que en 1960 partió a México y después a Estados Unidos. Trabajó como profesor en Saint Peter’s University y ocupó el puesto como jefe de Matemática en la Stevens Academy de Hoboken. Ambas ocupaciones en Nueva Jersey.

Su vida estuvo dedicada al estudio de teoremas, y la gestación de ejercicios precálculo. Cabe destacar que el libro Álgebra de Baldor no fue su único publicado, sino que también lo hizo de otros como Aritmética de Baldor, Geometría plana y del espacio y Trigonometría de Baldor.

Falleció en 1978, en Miami, ciudad en la que se retiró junto con su familia y pasó sus últimos años de vida. Quienes fueron sus estudiantes lo llegaron a describir como un profesor muy amable con sus pupilos.

Conclusión

Álgebra de Baldor no es por nada una de las mejores recomendaciones para aprender álgebra en español. La vigencia que sigue teniendo, y que se haya convertido en un libro con la capacidad de educar distintas generaciones en matemáticas, habla por sí solo todo lo necesario.

Su estructuración, la forma en la que sus explicaciones han sido simplificadas y la variedad de ejercicios que presenta, son de sus principales ventajas. Cumpliendo a la perfección así, su más grande objetivo, el llevar el álgebra a un nivel común, y con ello, alcanzar al mayor número de lectores.

Puede que, si estés en la búsqueda de un libro más avanzado, esta no sea tu primera opción. No obstante, su accesibilidad, redacción e ilustraciones, lo han transformado en un clásico para todos aquellos que aman o desean amar el álgebra.

Deja un comentario

Micalculadoracientifica.com